Lo que hace especial a Zombieland Saga

0

 

Ilustración por @ohwokai

Una de las facultades más poderosas de la animación es la de materializar con todo lujo de detalle los mundos escondidos en la mente de sus creadores. Me gusta creer que como espectador debo ser romántico, estar abierto a creer en las infinitas posibilidades de los autores, por absurdas que parezcan, porque ellos fueron capaces de creer en sus ideas lo suficiente como para hacerlas escuchar a costa de su propia sangre, sudor y lágrimas. En este orden de ideas, Zombieland Saga, el anime original de Mappa que relata las desventuras de un grupo idol-zombie en su intento por salvar una región olvidada de Japón fue capaz de colarse en mi lista de pendientes. Si el texto hasta este punto está siendo grandilocuente y hasta pedante de forma que incluso resulta idealista, es porque la historia de Tatsumi Kōtarō y su grupo de legendarias cantantes atemporales lo merecen, es completamente necesario para no desentonar.

No tuve la oportunidad -o más bien el valor- de ver la primera temporada de Zombieland Saga en su periodo de emisión original, fue hasta este mismo año, en aras de coincidir con su segunda temporada, que finalmente me decidí a dar el paso; lo único de lo que me arrepiento es de no haberlo hecho antes. Si tuviera que dar mi opinión, diría que Zombieland Saga es un anime cómico muy consistente, uno que no deja que su rol de parodia matice su narrativa ni su ejecución. Su humor se fundamenta principalmente en su propio carisma; Zombieland Saga no tiene ningún afán desesperado de hacer reír, simplemente se apoya en su atmósfera (contextos, personajes y química entre los mismos), de ese modo cuando consigue ser hilarante es de forma genuina e incluso cuando falla nunca se torna incómodo. 


Así mismo, sus referencias son tan sutiles y bien cuidadas que son capaces de funcionar por sí mismas como cualquier otro elemento narrativo. En cualquier caso, ¿es esto suficiente para dedicarle un artículo? La verdad que no. Los momentos que hacen realmente especial a Zombieland Saga son aquellos que salen de toda sátira o premisa fantástica sobre Zombies artistas y simplemente se centran en humanizar a sus personajes. Estos momentos son especialmente poderosos en Zombieland Saga Revenge (segunda temporada) y son los responsables de trascender una comedia de temporada en una obra capaz de resonar con el espectador a largo plazo.

¡ATENCIÓN! A partir de este punto, el texto entrará en spoilers medios sobre Zombieland Saga

Por mi parte, valoro que el mensaje de Zombieland Saga como obra es la superación de la adversidad, especialmente la interna; la inseguridad es un sentimiento que puede desembocar en infinidad de arrepentimientos y depende principalmente de uno mismo ser capaz de hacerle frente y superarla. En la serie -así como en la vida misma- no hay personaje que en algún momento no se vea afectado por la inseguridad, y es interesante ver las diferentes formas que cada uno de ellos tiene para enfrentarla. De la primera temporada quiero destacar el dilema de Junko Konno, una idol solista de una época distinta que irónicamente falleció en un accidente aéreo justo antes de dar su primera gira. Junko se ve como un lastre para el éxito del grupo, pues el papel de idol que ella admira y para el que se formó en vida choca profundamente con el significado de idol contemporánea. 


Su resolución viene por el lado de ser fiel a sí misma y hacerse hueco en la industria actual a su manera mediante la máscara de “personaje”, de este modo puede aportar variedad al grupo y hacer lo que le hace feliz sin tener que flexionar sus valores. Como este existen distintos conflictos que la serie aborda desde puntos interesantes, como la relación de Ai Mizuno con el trauma, manifestado en la ansiedad que le genera presentarse en un escenario en condiciones similares a aquel donde perdió la vida, o la hipérbole de Sakura Minamoto con el fracaso personal y la pérdida de confianza en sí misma al ver que sus esfuerzos en vida (e incluso más allá de ella), se ven truncados constantemente por situaciones completamente fuera de su control.


Como estos momentos hay muchos más, algunos más sutiles, otros más directos, pero todos destacables y prefiero legar al lector el análisis de estos. Ahora, muchas obras pueden abordar el auge de un conflicto, por eso son especialmente destacables aquellas obras que también tienen el valor de contrastar este auge con sus repercusiones, y además hacerlo bien; Zombieland Saga es una de estas últimas. Su narrativa es espectacular, un caso fácilmente evidenciable de este hecho es el de Lily Hoshikawa. La representación de su identidad de género es una de las más maduras y positivas que he visto en un anime, Lily es quien es, es lo que quiere ser, es feliz siéndolo y la serie no ve necesario montar ningún tipo de morbo por ello; ella ha superado su inseguridad y la obra ha potenciado su personaje normalizándolo. En este tipo de arcos de desarrollo planos la serie también destaca; 

en este orden de ideas recuerdo el personaje de Saki Nikaido, la líder de Franchouchou es posiblemente el personaje más descomplicado y decido de la serie porque ya ha superado su inseguridad, es por eso que cuando se le pone en foco ella asume el papel de guía, o se profundiza su personaje al humanizar su inmortalidad. Pido perdón al salirme del rol por un momento… LA CONFESIÓN DE SAKI ES UNO DE LOS MOMENTOS MÁS HERMOSOS JAMÁS REPRESENTADOS EN EL MEDIO.


Ya por último, no quería irme sin mencionar como la sutileza de su narrativa se complementa perfectamente con su fuerte lenguaje visual, entregando momentos tan elegantes como el contraste de Maimai con el resto de integrantes de Franchouchou o la narrativa subyaciente entre Kōtarō y Sakura. A falta de palabras, dejo algunos de mis ejemplos favoritos:





Siendo que Zombieland Saga Revenge acaba de finalizar su periodo de emisión es imposible saber lo que la franquicia depara para el futuro, lo único seguro es que es una serie con menos reconocimiento del que merece y que desde aquí me gustaría recomendar a aquel que llegara hasta este punto del texto (disponible en Crunchyroll). Si yo, que soy la persona menos entusiasta con los animes idol, pude llegar a tener nudos en la garganta en muchas ocasiones con esta serie, es porque creo que realmente tiene algo especial, algo que me animó a compartir mi punto de vista con ustedes.


SINOPSIS DE ZOMBIELAND SAGA:
Sakura Minamoto es una chica de preparatoria que espera ser una idol, pero lo que no esperaba era tener que sobrevivir a un terrorífico apocalipsis zombi... o no. Cuando despierta se encuentra en la prefectura de Saga y un hombre muy escandaloso le indica que lleva bastante tiempo muerta, pero la ha resucitado como una zombi para formar... ¡un grupo de idols zombi junto a chicas legendarias de varias épocas! (vía: Crunchyroll).

Publicar un comentario

0Comentarios
* Please Don't Spam Here. All the Comments are Reviewed by Admin.
Publicar un comentario (0)

#buttons=(Accept !) #days=(20)

Our website uses cookies to enhance your experience. Learn More
Accept !
To Top